Receta de Jabón de salvado y cártamo

por | Mar 1, 2017 | Club by Chela, Jabones, Recetas | 0 Comentarios

Receta del mes de Abril Tai chi aquí.

Todas las recetas en el menú CLUB


 

Exfoliante antiséptico

Marzo nos trae copos de salvado para un jabón exfoliante que huele delicioso. Los pequeños copos de salvado dispersos en el jabón, cumplen perfectamente la función de limpieza y exfoliación que nuestro rostro merece una o dos veces a la semana.

Este jabón dejará tu piel suave, fresca y limpia, gracias al aporte de aceite de cártamo y oliva, que hidratan en profundidad y combaten el envejecimiento. Tendrá acción purificante y sebo-reguladora, ideal para pieles grasas, todo gracias a los beneficios que brindan  los aceites esenciales de lavanda y cajeput.

 

Los aceites esenciales de lavanda y cajeput le dan a nuestro jabón propiedades antisépticas, ambos aceites tienen cualidades maravillosas para nuestra piel.  En nuestro jabón, el aceite de cajeput también dará un aroma fuerte a mentol y alcanfor, sumamente fresco. Nota aromática media.

La lavanda es una de las plantas más utilizadas en la aromaterapia moderna y de la historia. Su aceite esencial es eficaz, inocuo, tiene alta tolerancia por lo que se puede aplicar puro sobre la piel y trata innumerables dolencias. En nuestro jabón actuará, junto a su perfume relajante, como purificante para tratar eccemas, dermatitis, cicatrices, alergias, pieles delicadas, asimismo como antiinflamatorio y regenerante.

El cajeput (Melaleuca leucadendron) también conocido como cayeput, Cajeput, Cayeputí, Cajepute o melaleuca, es un árbol originario de la India y se puede encontrar en Australia, Malasia e Indonesia. El nombre de cajeput proviene del malayo y significa árbol blanco. El cajeput es de la familia del árbol del té y del niaulí.  Su aceite esencial se extrae de las hojas y capullos por destilación al vapor. Es fotosensibilizante, si se utiliza en productos cosméticos que quedarán sobre la piel, como cremas y bálsamos, puede causar manchas en las zonas expuestas al sol. Nuestro jabón no causa fotosensibilidad porque el producto se elimina con el agua.

El aceite esencial de Cajeput tiene maravillosas propiedades, entre ellas Antisépticas: desinfecta la piel y elimina microorganismos. Posee un gran poder antibiótico. Antiinflamatorias, balsámicas y analgésicas.  Para tratar dolores articulares, de artritis, reuma o musculares, se diluye en aceite vegetal y se aplica con masajes sobre la zona dolorida. Seborreguladoras, controla la producción de sebo, por lo que se utiliza en productos para pieles grasas y con acné. La melaleuca es un gran astringente por el contenido en taninos. Regula la grasa dela piel y mejora su aspecto. Se puede utilizar en mascarillas de arcillas purificantes. En el jabón ayuda a controlar la producción de sebo del rostro.

INGREDIENTES para 300 g 

  • 24 g de aceite de cártamo (para la traza)
  • 30 g de aceite de coco
  • 39 g de aceite de palmiste
  • 113 g de aceite de oliva
  • 28,5 g de NaOH al 99%
  • 66 g de agua destilada o de lluvia filtrada

Exfoliante suave

  • 12 g de salvado de trigo
  • 2 g de aceite esencial de lavanda fina
  • 1 g de aceite esencial de cajeput

1 g de aceite esencial equivale a 36 gotas

Jabón con SE 6%

Materiales para el molde

  • Un tubo de PVC de unos 7 cm de diámetro y 10 cm de alto.
  • Una base de cartón pluma para sujetar el tubo (opcional)
  • Papel film alimentos
  • Banda elástica o caucho
  • Una hoja de acetato tamaño carta o A4

Materiales para elaboración

  • Jarras para pesar los ingredientes
  • Una espátula de siliconas y cuchara sopera de acero inoxidable.
  • Dos termómetros químicos de -10-110 ºC
  • Balanza de cocina o de precisión
  • Guantes de látex o vinilo
  • Gafas de protección
  • Delantal o guardapolvo

PROCEDIMIENTO

  1. Pesa todos los ingredientes, preferiblemente por separado. Los aceites esenciales puede pesarlos juntos o adicionarlos desde su gotero.

2. En una jarra o recipiente térmico, pon los aceites de coco, palmiste y oliva. Llévalos a entibiar al microondas o a baño de maría, hasta que el aceite de palmiste y el coco se disuelvan.

3. Reserva el aceite de cártamo para agregarlo en la traza como sobreengrasado.

4. Prepara la lejía agregando siempre la sosa en el agua. Revuelve suavemente. Toma todas las precauciones necesarias para mezclar el álcali, utiliza guantes y gafas de protección. Reserva la lejía hasta que la temperatura baje.

5. Mientras los líquidos bajan la temperatura, prepara el molde. Tapa uno de los extremos del cilindro con papel film para alimentos y lo sujetas con una banda elástica. Enrolla una hoja de acetato tamaño carta y la colocas dentro del molde. Esto evitará que el jabón se pegue al tubo de PVC. Coloca el tubo en su base.

6. Una vez que las temperaturas de los líquidos estén igualadas, entre los 27ºC y los 40 ºC, agrega la lejía a los aceites y revuelve suavemente.

7. Bate la mezcla con la batidora de inmersión por unos segundos, veras que la mezcla se torna blancuzca como una mayonesa.

8. Antes de que espese más, agrega el salvado y el aceite de cáñamo, mezcla con una espátula o cuchara.

9. Agrega los aceites esenciales y bate unos segundos más. Ten cuidado de no excederte con el batido, de lo contrario el jabón estará muy espeso y se te dificultará verterlo en el molde cilíndrico.

10. Vierte el jabón en el molde y tápalo con una manta o toalla para que conserve el calor de la reacción química de saponificación.

11. Espera entre 6 y 12 horas antes de cortarlo. Si el jabón sigue blando es que no llegó a gelificar. Déjalo unas 24 a 48 horas y luego córtalo en rodajas de unos 2 cm de grosor. Cura el jabón por unos 15 días y mide el pH.

Si está por debajo de 9 pH podrás utilizarlo, si no, déjalo curar 15 días más. Cuando baje de 9 estará curado. Podrás guardarlo en una caja y utilizarlo cuando lo necesites o empaquetarlo bonito para regalar.

jabón natural de salvado

jabón natural de salvado

T I P

Puedes reemplazar el aceite esencial de cajeput por aceite esencial de limón. Asimismo, puedes utilizar solo un aceite esencial con acción similar, te servirán el de limón, manuka, árbol de té, mandarina,  eucalipto radiata o pomelo (Toronja)

¿Te gustaría aprender más técnicas de jabón artesanal?

¿Qué tal un curso para aprender a formular tus propias recetas personalizadas?

Descúbrelo aquí.

MÁS RECETAS DE JABÓN Y COSMÉTICA EN MI BLOG

Descargar este tutorial en PDF

jabón natural de salvado

jabón de salvado

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat