¿Jabón cerebro de alien?

por | Nov 23, 2021 | Club by Chela, Jabones, Laboratorio | 8 Comentarios

Alien brain soap

Una formación singular y, muy, muy rara, que se da en la etapa de gelificación de los jabones por saponificación en frío.

Tu jabón puede verse así

Es una formación muy extraña, tanto que solo se ha dado en dos oportunidades en mi escuela online de Jabonería Avanzada y en 9 años! ¿Quieres saber cuándo y porqué se forma el desconocido efecto «alien brain»?

 Desde 1999

Hace más de 20 años que soy jabonera artesanal y he visto esta formación en lotes de jabón solo tres veces, dos en mi escuela. 

La primera vez que supe de este fenómeno fue en 2013 leyendo el blog de Miller Soap, acerca de lotes fallidos (Botched Batches). Y unos años después en el Soapmaking Forum se hable de él en el post «jabón de linaza defectuoso».

La gelificación

La saponificación en frío es un proceso de elaboración de jabón artesano mucho más reciente que la saponificación en caliente que es más antiguo y tradicionalmente utilizado para elaborar los prestigiosos jabones de Castilla, Alepo o Marsella.

La fabricación de jabón en frío, en inglés Cold Process (CP), no requiere de cocción del jabón, por eso su nombre, sin embargo, su técnica puede requerir calor cuando se utilicen ceras y mantecas vegetales de alto punto de fusión, en cuyo caso no debe superar los 60 °C (140 °F).

Durante el proceso de elaboración en frío la temperatura de la masa del jabón se eleva por la propia naturaleza de la reacción química, que es de carácter exotérmico, es decir, libera energía en forma de calor. La temperatura puede subir hasta 70 °C u 80 °C, siempre y cuándo el jabón se aísle o encierre para que el calor generado por la reacción no se pierda durante el proceso. Esta subida de la temperatura asegura una completa saponificación del lote de jabón y acortará notablemente el tiempo de curado, que suele ser normalmente de entre 4 a 6 semanas. Muchos jaboneros artesanos obligamos al jabón a pasar por esta etapa, la cual llamamos gelificación.

Para que el jabón por CP pase por el etapa de gelificación, se deben tener en cuanta varios factores al formular, como una concentración baja en la solución de lejía, una temperatura de elaboración alta y además el aislamiento durante las primeras 24 horas de enmoldado. Si esto no se da, el jabón CP pasa de su temperatura de enmoldado (generalmente baja) a enfriarse dentro del molde directamente a un estado de cristalización.

Para aislarlo, algunos jaboneros cubren el molde con mantas, otros con acolchados térmicos o, como suelo hacer en mi taller, colocarlo en una caja térmica o utilizar el método CPOP, acrónimo de Cold Process Oven Process, o en castellano, proceso en frío proceso en horno. Todas estas condiciones llevan al lote de jabón a gelificar.

Pero es en esta etapa cuando los artesanos jaboneros no podemos tener el control absoluto de lo que pasa en el jabón aislado. La gestión de la temperatura es crucial para que la reacción química no se descontrole y aparezcan sorpresas al sacar el jabón del aislamiento. Si la subida de temperatura es constante durante las primeras dos o tres horas y no supera los 60 °C o 70 °C grados podemos esperar una excelente pastilla de jabón sin inconvenientes. Pero cuando la fórmula como la temperatura de enmoldado del jabón ayudan a que se dé una reacción exotérmica violenta, podemos encontrarnos con efectos de los más “artísticos” o «antiestéticos» al desmoldar el lote de jabón frío.

Los más comunes son las “cavernas de glicerina” y “el volcán”, pero el más extraño y raro es el “cerebro de extraterrestre” (alien brain).

Como te comentaba, supe de su existencia en 2013, pero en 2015, Beatriz, una alumna subió una foto al Foro de la escuela con un tenue arrugado. En esos momentos hablamos sobre el fenómeno en el foro, pero no le dimos mayor importancia.

Jabón de castilla de Beatriz, alumna del curso online Jabones Naturales Avanzados.

Pero este mes, María Magdalena, alumna de la Patagonia Chilena, subió unas fotos al foro del curso que nos maravilló. Quedé emocionada al verlo porque el efecto es perfecto. De inmediato me propuse subirlo al blog y así dejar un artículo de referencia para otros jaboneros ya que no hay prácticamente información en la web sobre este fenómeno.

Porqué sucede

El efecto “cerebro extraterrestre” se produce de forma espontánea e impredecible, ya que se deben alinear varios factores a la vez, entre ellos los aceites y cantidad de agua involucrados en la fórmula, la temperatura del enmoldado y el calor del aislamiento.

Lo que he podido analizar hasta ahora es que la fórmula de María es rica en ácidos grasos insaturados, el jabón se enmolda a temperaturas cercanas a 60 °C y el lote se pone en un aislamiento muy efectivo.  La fórmula de Beatriz, además, tiene una concentración del 28% y ninguna de las recetas llevaba azúcar, miel, leche, sorbitol u otra sustancia que actúe como catalizador durante la gelificación.

El efecto se produce por las leyes de la termodinámica. La reacción de saponificación es una reacción química exotérmica, produce energía que se libera en forma de calor debido al aumento de la agitación térmica de las partículas que se transforman en jabón y en glicerina, estas necesitan más espacio para desplazarse, el volumen que ocupan aumenta y así generan una expansión térmica o volumétrica.

Durante la subida de la temperatura en el aislamiento se mantiene a todo el jabón a la misma temperatura no superando los 60 – 65 ºC grados, por lo que se gelifica todo el lote y aumenta de volumen de forma controlada y lenta, sin producir deformaciones. Pero en los Andes del sur hace mucho fío por lo que María pone su jabón sobre la cama y lo cubre con acolchados, quedando aislado en toda dimensión. El jabón supera los 70ºC- 75ºC de temperatura. En el estado de gelificación, la masa de jabón expande su volumen,  su textura se vuelve viscosa, gelificada, suave, algo transparente, como una vaselina, en este momento se produce entre un 9% y 12 % de glicerina líquida que queda integrada en el jabón. Las moléculas de jabón y glicerina se acomodan, se movilizan en una fase que se conoce como fase coloidal. Su volumen se expande, la superficie sube y el jabón se infla estirándose sin romperse debido a que toda la masa está aislada y gelificada, de forma que cuando la temperatura baja y el jabón se contrae, deja esas arrugas perfectas tal como arrugas en una tela de viscosa.

En la foto superior, cedida por María Magdalena, se puede ver cómo el efecto es más intenso en el centro del molde y más suave en la periferia. Esto se debe a que el calor comienza desde el centro del molde donde se concentra y se irradia y extiende hacia los bordes donde la temperatura es más fría y no hay expansión debido a que el jabón no pasa por el estado coloidal y comienza a cristalizarse.

Jabones no aislados, también?

Pero la gelificación muchas veces se produce aún sin que el molde de jabón esté aislado. Esto se debe a que la fórmula, la temperatura de elaboración y de enmoldado consiguen gelificar porque la temperatuda ambiente es alta, como en verano de zonas templadas y en países tropicales. La reacción exotérmica comienza y es cuando se forma el efecto «volcán«.

Cuando el jabón no se aisla y el ambiente de la habitación es fresco, la superficie del jabón se enfría sin gelificar y comienza su proceso de cristalización. Pero el proceso exotérmico sigue desde el corazón del lote generando aún mucho calor, las moléculas necesitan más espacio para desplazarse y así se genera una expansión térmica o volumétrica

El jabón comienza a expandirse desde el centro de la barra hacia todos lados, encontrando salida hacia arriba, rompe la capa fría superior del jabón, como si fuera la costra de un pan que fermenta, dando la sensación de un volcán o para mí, de un budín que se arrebató en el horno. En la siguiente foto se pude ver el efecto volcán en un jabón de leche, foto que me cedió Yeye Mena. ¡Gracias Yeye!

Pero para escribir este post seguí buscando información que me pudiera aportar más datos y me encontré con un post súper interesante en Soapmakimg fórum de junio 2013, del usuario engblom. Este usuario dejó un post preguntando que podía haber hecho mal para que su jabón pareciera un «ravioli gigante». Al dejar destapado el molde debería haberse formado un efecto volcán, pero no fue así. Lo que descubrí es que también la fórmula y los aceites utilizados tienen mucho que ver en los efectos de textura producidos durante la gelificación de los jabones no aislados y este jabón es un claro ejemplo.

El jabón 100% de aceite de lino y 28% de concentración, tenía en su superficie unas burbujas enormes que el autor describe como “una capa fina y dura con un interior suave”. El post no obtuvo feedback interesante y se cerró, por lo que no pude comentar allí mismo. Supongo que la reacción exotémica se produjo gracias a que el molde, muy grueso y de madera, conservó el calor, el jabón se dilató  y la superficie del jabón no aislada y fría, se secó formando una “corteza”. Sospecho que las características del aceite de linaza tuvieron mucho que ver en las burbujas. El aceite de linaza es el mejor aceite de secado utilizado históricamente como aceite base de las pinturas al óleo porque al secar reacciona con el oxigeno (se oxida) y produce una película, como un barniz, que se mantiene flexible por mucho tiempo, cosa que da larga durabilidad a las obras creadas con este vehículo oleoso.[1]

El jabón de engblom creó un efecto cerebro de alien por la temperatura, el jabón subió y creó burbujas que se inflaron como un globo y no se rompieron porque el jabón superficial se fué secando y formó una capa de material flexible por las características del aceite de lino, claro debido al calor durante la gelificación.

En conclusión, este efecto no altera en absoluto la calidad de tu jabón, solo es un problema estético, si lo quieres ver así, porque, personalmente, el efecto me gusta. Si no quieres que se produzca, evita un aislamiento robusto o trabaja a temperaturas inferiores a 40 °C.

Lo cierto es que es un fenómeno muy decorativo y su nombre nunca fue mejor elegido.

Espero poder seguir reuniendo información sobre este fenómeno para compartirte, y recibir más novedades de María Magdalena que está haciendo sus investigaciones en las laderas de los Andes Chilenos.

Hasta pronto!

[1] https://www.ttamayo.com/2019/10/aceite-de-linaza-pintura-al-oleo/

8 Comentarios

  1. Mariana

    Excelente artículo, un lujo las explicaciones. A mí también me parece un efecto muy lindo! Hace poquito estoy en el mundo de los jabones y no lo conocía. Muchas gracias por la información. Saludos desde Argentina!

    Responder
    • Chela

      Hola Mariana, gracias por pasar y leerme. Un abrazo hasta Argentina. Hasta pronto !!

      Responder
  2. Alma Delia González Fajardo

    Muy, muy interesante!
    Muchas gracias por esta valiosísima información.

    Responder
    • Elena

      Muchas gracias por tan interesante información.

      Responder
      • Chela

        Gracias a ti por pasar por aqui y dejar tu comentario!!

        Responder
    • Chela

      Gracias a ti por pasar Alma y dejar tu comentario!! Un abrazo burbujeante!

      Responder
  3. Mirian

    Muchisimas gracias por aceptarme en su grupo la verdad es que es muy interesante todo lo que nos.comparte

    Responder
    • Chela

      Gracias ti Miriam, por seguirnos, Un abrazo burbujeante!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat